Chimeneas online

Para los que busquen no pasar frio y estar calentitos con su chimenea eléctrica en casa

Las que todos conocemos y que son tan agradables de iluminar en un d√≠a de invierno. Las chimeneas de le√Īa siguen instaladas hoy en d√≠a, pero son cada vez menos comunes en los hogares modernos. Es por ello que vamos analizar otro tipo de de fuentes de energ√≠a donde pasar los d√≠as fr√≠os de invierno en casa y no pasar frio. Chimeneas y estufas de energ√≠a limpia y de bajo consumo y tambi√©n las tradicionales.

Chimenea eléctrica

Las chimeneas el√©ctricas ofrecen un fuego c√°lido a un costo menor y sin las limitaciones de mantenimiento e instalaci√≥n de un aparato de le√Īa. Por lo tanto, aportan un plus en t√©rminos de decoraci√≥n.

Chimeneas de le√Īa

La chimenea de le√Īa sigue siendo el modelo m√°s conocido y eficiente de todos para proporcionar calor. Utilizada durante generaciones para calentar el hogar e incluso para cocinar, la chimenea de le√Īa es √ļnica.

Chimeneas de bioetanol

La chimenea de bioetanol es un método de calentamiento a medio camino entre una estufa y una chimenea normal . Estas chimeneas funcionan, como su nombre indica, con etanol o alcohol etílico .

Estufa de butano

La estufa de butano ha sido y sigue siendo una de las opciones de calefacción más económicas. En la década de 1950 comenzó a comercializarse y desde entonces ha estado presente en muchos hogares, tanto para cocinar como para calentar.

Radiador eléctrico

Los radiadores eléctricos son una opción de calefacción eléctrica perfecta para las hogares que no tienen suministro de gas natural o que prefieren no instalarlo, ya sea por su sencillez y seguridad, aunque su consumo eléctrico en general es alto.

Emisor térmico

Tienen un costo menor que otros sistemas de calefacción eléctrica debido a su inercia térmica, es decir, son eficientes en mantener el calor por más tiempo que los sistemas eléctricos convencionales. Además, requieren un 30% menos de energía.

¬ŅQu√© tipo de chimenea o calefactor elegir en 2021?

Casi siempre se piensa primero en un sistema de calefacci√≥n central alimentado por combustibles f√≥siles, dejando la chimenea como una alternativa a considerar en un presupuesto. Lo que es seguro es que si ambos se consideraran como parte del mismo sistema, adem√°s de dise√Īar el o los lugares apropiados y la salida de humos, se podr√≠a racionalizar todo el sistema de calefacci√≥n, reduciendo la potencia requerida y el consumo de combustible.

Pero hay m√°s, porque si optamos por una estufa de pellets, que es otro tipo de biomasa forestal, la sustituci√≥n de los combustibles f√≥siles ser√≠a total, teniendo la calefacci√≥n, el agua caliente y el fuego en un solo aparato. La idea es reducir esta dependencia, cuyo precio est√° aumentando, que es m√°s contaminante y da√Īina para el medio ambiente. La elecci√≥n de la biomasa reduce considerablemente las emisiones de CO2 a la atm√≥sfera y contribuye a la descontaminaci√≥n de los bosques y a la reutilizaci√≥n de los residuos forestales. La antigua chimenea abierta se ha transformado en una chimenea cerrada, de una eficiencia del 10% a un uso del 80% o m√°s de la energ√≠a de la madera quemada. Los precios de la madera o los pellets tambi√©n son altos, pero nunca tan altos como los del petr√≥leo o el gas.

Las casas de madera tambi√©n requieren nuestra atenci√≥n en t√©rminos de carga y limpieza, pero la verdad es que a largo plazo, vale la pena porque estas casas mejoradas tienen niveles de eficiencia, fiabilidad y comodidad comparables a los sistemas tradicionales. A esto se a√Īade la visi√≥n del fuego, que crea ambientes dom√©sticos propicios para la relajaci√≥n y los momentos agradables.

Las chimeneas eléctricas son la alternativas a otras fuente de energía como las de gas o bioetanol, mas seguras y de menor consumo en algunos casos.

Una chimenea eléctrica suele ser una chimenea decorativa que incluye un calentador. Hay diferentes tipos, de pared, de suelo, móviles, de esquina, empotrados, etc.

Seg√ļn el modelo, generalmente reproducen el movimiento de las llamas en la pantalla o crean un ambiente relajado gracias a un sistema de iluminaci√≥n compuesto por brasas y troncos ardientes.

Son bastante realistas aunque no se pueden comparar con una chimenea real, sin embargo, te ahorras el olor a madera quemada y respiras el humo que a veces es bastante molesto.

Estas chimeneas son más decorativas que la calefacción, la mayoría de ellas tienen una potencia entre 1000 y 2000 W, que es la misma potencia que cualquier radiador eléctrico.

Puedes usar la simulación de la llama por separado, sin calentar, para disfrutar del espectáculo solamente.

En conclusi√≥n, una chimenea el√©ctrica es una excelente alternativa a una chimenea de gas o bioetanol, porque no utiliza ning√ļn tipo de combustible peligroso, s√≥lo la electricidad de su casa.

Una estufa de le√Īa es un elemento que proporciona calor de forma natural y respetuosa con el medio ambiente, ya que es algo que podemos recoger nosotros mismos.

La chimenea puede ser un simple agujero con material refractario, o puede tener una caja de metal con ventilación y un colector de cenizas, también llamado cassette o inserto. El bote puede abrirse o cerrarse. El tubo de escape está oculto en una campana de humos o en una pared empotrada, y puede utilizarse para distribuir el calor a otras habitaciones de manera discreta.

Al elegir una chimenea o una estufa de le√Īa, tendremos que tener en cuenta nuestras necesidades y gustos. Tenemos que comprobar el espacio que tenemos y la habitaci√≥n que queremos calentar. Necesitamos saber las dimensiones de la habitaci√≥n y la ubicaci√≥n de la chimenea o estufa. Dependiendo del espacio, optaremos por una chimenea m√°s grande o m√°s peque√Īa, tanto para la producci√≥n de calor como para la est√©tica.

El uso de la madera para la producci√≥n de calor es muy rentable. Este material tiene un alto valor cal√≥rico a un precio razonable y es muy respetuoso con el medio ambiente. La madera es una fuente de energ√≠a renovable. Una chimenea o estufa de le√Īa puede aumentar el ahorro de electricidad y gas en el hogar.

Las 8 mejores campanas de extracci√≥n de humos por menos de 100‚ā¨

Una chimenea de bioetanol es un sistema de calefacción similar a una chimenea de madera, con la diferencia de que el combustible utilizado para producir calor no es la madera, sino el bioetanol, un combustible líquido también llamado bioalcohol.

El sistema operativo es bastante simple. Las pilas tienen un tanque donde se pone el bioetanol. Este combustible, cuando se quema, genera una gran cantidad de calor, que no se pierde en ninguna parte ya que el calor se emite completamente en la habitación. Por lo tanto, se ve como una forma de optimizar el combustible al máximo.

El bioetanol, mientras sea de buena calidad, no produce ning√ļn olor. Si no es de la mejor calidad, es posible que note cierto olor cuando encienda o apague la chimenea, dependiendo del tama√Īo de la habitaci√≥n en la que se encuentre, aunque no es demasiado molesto y nunca son gases t√≥xicos.

Por regla general, el consumo de bioetanol de una chimenea se sit√ļa entre un cuarto de litro y poco m√°s de medio litro por hora. Dado que existen modelos con una capacidad de combustible de hasta 5 litros, hablar√≠amos de una chimenea de llama media que puede permanecer encendida hasta 20 horas sin tener que llenar el dep√≥sito.

Estas chimeneas son tan seguras como lo puede ser cualquier cosa que emita una llama directa. A√ļn as√≠, si se considera que no hay peligro de que una chispa o una brasa se escape de la chimenea, el riesgo es pr√°cticamente inexistente. Tanto m√°s si el quemador se mantiene en buenas condiciones y se utiliza correctamente.

Estufa de butano

Las estufas de butano son quemadores de gas que permiten la instalación de una botella de butano. Su funcionamiento se basa en la producción de vapor de agua, dióxido de carbono y calor porque el butano se quema y consume oxígeno. 

estufa-de-butano

En muchos hogares, el uso de una estufa de gas butano es esencial para proporcionar el calor necesario para una estancia de invierno. Estas estufas funcionan quemando combustible gaseoso de un cilindro regulado por una válvula, junto con aire. El resultado es un suministro de calor con vapor de agua y dióxido de carbono. Como recordatorio, es importante recordar que se trata de un sistema económico en términos de uso, y que produce más calor que las estufas eléctricas. Sin embargo, antes de decidirse a comprar una estufa de gas de este tipo, es mejor ser consciente de todas sus particularidades.

Las potencias que ofrece este tipo de estufas son generalmente entre 3.000 y 4.500 W, y son generalmente más caras que las estufas eléctricas. Pero aunque al principio requieren una inversión ligeramente superior, la verdad es que durante su uso son más baratos, ya que el butano es más rentable que el consumo de energía eléctrica. Como es una estufa de cilindro, ocupa más espacio que una estufa eléctrica y las bobinas también deben ser reemplazadas cuando se agotan.

Sin embargo, como ya se ha mencionado, su contribución térmica es mayor que la de las estufas eléctricas. Dependiendo de la modernidad Рo el costo Рde nuestro equipo, estará equipado con un sistema integrado de encendido piezoeléctrico o incluso un termostato.

Las 8 mejores campanas de cocina del 2020

Los convectores eléctricos son aquellos radiadores eléctricos que calientan el aire directamente, a través de resistencias que funcionan con corriente eléctrica. Como el aire caliente pesa menos, se eleva por convección y calienta la habitación. 

Entre los diferentes tipos de radiadores de calefacci√≥n que existen en el mercado, los radiadores el√©ctricos son una opci√≥n recomendada si buscamos un sistema de calefacci√≥n que no requiera ning√ļn tipo de trabajo y que no requiera una gran instalaci√≥n. Son una opci√≥n a tener en cuenta para los hogares, locales y oficinas que no requieren un alto nivel de calefacci√≥n, situados en zonas templadas donde no se alcanzan temperaturas extremas.

El mercado nos ofrece varios tipos de radiadores eléctricos dependiendo de la tecnología que utilicen. En este artículo le mostraremos cómo distinguirlos para que pueda elegir el radiador eléctrico que mejor se adapte a sus necesidades.

Contienen un fluido que tiene una inercia térmica mayor que la del agua. En otras palabras, cuando lo apagas, tarda más tiempo en enfriarse que un radiador normal.

La desventaja es que cuando lo encendemos, tenemos que esperar un poco más de tiempo de lo normal para que caliente toda la habitación.

Los convectores calientan el aire directamente por medio de una resistencia eléctrica. El aire caliente se eleva y da paso al aire frío, que a su vez se calienta. El movimiento del aire generado es lo que difunde el calor, ya que la convección es el transporte de calor por la circulación de gases. El aire se seca y da lugar a una diferencia de temperatura, provocando una corriente de aire en la habitación que suele levantar polvo.

Un emisor térmico es un dispositivo de calefacción totalmente independiente que calienta eficientemente cualquier tipo de habitación. Funciona con energía eléctrica y hay tres tipos de emisores térmicos: la tecnología seca, la tecnología de fluidos y los emisores de cerámica.

Los emisores t√©rmicos tienen muchas ventajas: f√°cil instalaci√≥n, no necesitan mantenimiento, son sencillos de usar, vers√°tiles en su programaci√≥n y adaptaci√≥n al ritmo de vida diario, eficiencia energ√©tica mediante su gesti√≥n y control, larga vida √ļtil, etc.

Pero si tuvieras que elegir tres ventajas, ser√≠an el ahorro energ√©tico y econ√≥mico de los emisores t√©rmicos, el hecho de que son dispositivos respetuosos con el medio ambiente y la posibilidad de elegir un tipo de emisor t√©rmico u otro seg√ļn las necesidades de cada persona.

Es importante tener en cuenta algunos consejos prácticos al utilizar los emisores térmicos que ayudarán a hacer un uso responsable de la energía y a reducir el costo de la factura de electricidad evitando gastos innecesarios.

Se ha demostrado que para mantener un equilibrio entre el confort y el consumo, es aconsejable fijar la temperatura ambiente entre 19¬ļC y 21¬ļC. Superar esta temperatura conlleva un mayor consumo de electricidad y, por tanto, mayores gastos. Se estima que cada grado adicional de temperatura representa el 7% del consumo de energ√≠a. Los expertos aconsejan no superar los 22¬ļC durante el d√≠a y los 17¬ļC por la noche. Adem√°s, el calor excesivo puede causar s√≠ntomas como dolores de cabeza, irritaci√≥n de la piel, mareos, sequedad de las v√≠as respiratorias, etc.

Vea nuestro blog

Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios, recoger informaci√≥n estad√≠stica e incluir publicidad. Si continua navegando acepta su instalaci√≥n y uso. Puede cambiar la configuraci√≥n u obtener m√°s informaci√≥n en nuestra.    Pol√≠tica de cookies
Privacidad